Dar de baja un coche con impuestos pendientes o multas

Posiblemente te estés preguntando si se puede dar de baja definitiva, un coche con impuestos pendientes o multas pendientes de pago.

Podría ser desde el impuesto de circulación hasta otras cargas y deudas como por ejemplo multas pendientes por pagar.

Si la respuesta es SÍ, nosotros podemos tramitarte la gestión de la baja el vehículo aunque el vehículo tenga impuestos pendientes de pago, o incluso multas pendientes de pago.


El trámite de solicitud de baja puedes hacerlo directamente en el apartado de gestionar la baja del coche donde de forma gratuita te asesoraremos y te ayudaremos con el proceso de baja. Enviándote una grúa a domicilio de forma gratuita. Si se trata de otro tipo de vehículo también lo podemos revisar.

coche con impuestos pendientes de pago


Para ello, necesitas tener físicamente el coche, y ser o bien el titular, autorizado, descendiente del mismo en caso de fallecimiento o representante autorizado en el caso de dar de baja un coche de empresa.

Debes tener en cuenta, que el hecho de que se pueda efectuar esta baja muchas veces sin mayor problema no quiere decir que desaparezcan las multas ya que posiblemente el organismo que nos haya sancionado notificará al propietario para cobrar la sanción. Puede ocurrir que prescriba pero lo mejor es que paralelamente a la baja del vehículo, te intentes ocupar de ver el estado real de las deudas ocasionadas o sanciones, en algunas ocasiones pueden ser incluso superiores al valor residual del vehículo!

coche impuestos pendientes

Coche con el impuesto de circulación pendiente

Aunque esté pendiente de pagar el impuesto de circulación, podemos dar de baja el vehículo en cuestión. Puedes solicitarnos información y ayudamos con el proceso.

Previamente te indicaremos que consultes en la correspondiente administración local (ayuntamiento) si hubiera pendiente algún impuesto o sanción, que desconocieras. Ya que a pesar de que nos encarguemos de la recogida y reciclaje del vehículo, esto no te exime del pago de los impuesto o las multas, salvo en caso de que haya actuado la prescripción. 

El paso del tiempo también tiene importancia, como bien sabrás, se van generando intereses o recargos que aumentan la deuda y que en ocasiones pueden incluso llegar a superar el valor del vehículo que quiere darse de baja por lo que conviene no demorarse mucho.

Lo que estaría bien, por tu parte, sería el hecho de consultar en tu administración local (ayuntamiento) si hay deudas pendientes por impuesto de circulación, ya que aunque te podamos gestionar sin mayor problema lo que es en sí la recogida y baja del vehículo, esta no exime del pago dle mismo y puede que el ayuntamiento intente cobrarte en el futuro el impuesto.

¿Cómo saber si el coche tiene pagado el IVTM?

Puedes comprobar si el coche tiene pagado el impuesto de circulación o IVTM, para ello te dejamos el artículo sobre todo lo que debes saber para dar de baja el impuesto de circulación.

El trámite es similar ya que te aparecerá el estado actual.

Impuesto de circulación pendiente de pagar

Si deseas que nos encarguemos de todo, puedes ponerte en contacto con nosotros y con las autorizaciones adecuadas, podemos solicitar a la administración que nos de información sobre tu caso.

Dar de baja un coche con Embargos y Precintos

Vamos a ver como dar de baja un coche con diferentes tipos de embargos o precintos, esto más que una guía completa paso a paso es algo general, habría que ver cada caso concreto con detalle con todas las particulareidades, y como la legislación y los procedimientos de la administración, se van actualizando y dependen en gran medida de cada comunidad autónoma o localidad, según sea la naturaleza de las sanciones o embargos, es necesario ver cada caso de forma individualizada.

El caso de querer dar de baja un coche con embargos o precintos de diferente tipo.

¿Podemos gestionarlo?

Sí. Contáctanos y te gestionamos el proceso.

Podemos gestionar la baja de cualquier vehículo aunque tenga embargos cargas o precintos, esto no es para el 100% de los casos, pero una mayoría. Lo recomendable es que nos indiques de forma más detallada posible el caso y además intentaremos investigar por nuestra cuenta todo lo posible.

También puede ser interesante que solicites previamente en la DGT el llamado informe de cargas, en este informe llamado informe de vehículo, que se puede solicitar desde la siguiente URL:

https://sede.dgt.gob.es/es/vehiculos/informe-de-vehiculo/

Tendremos información bastante detallada sobre lo que tiene la DGT de nuestro vehículo, fechas, titular, estado administrativo a nivel de cargas, si tiene ITV al día, si tiene seguro.

¿Cómo saber si el coche tiene otras deudas?

Podría ser que el coche tuviera otras deudas pendientes como son el caso de multas de estacionamiento municipales o por algún otro tipo de infracción.

Como en el punto anterior, con el llamado informe de cargas de la DGT podrías conocer si existe algun tipo de deuda asociada al vehículo.

De todos modos si quieres más información o quieres que gestionemos la baja de tu vehículo directamente, contáctanos.

En el informe de la DGT nos puede aparecer si hay embargos anotados
En el informe de la DGT nos puede aparecer si hay embargos anotados

En este tipo de embargos, podemos diferenciar dos tipos, los casos que sean por embargo Judicial y los casos que sean embargos por deudas administrativas. En el anexo al final del artículo explicamos más acerca de los embargos y precintos.

Coche embargado por un Juzgado

En el caso de que haya un embargo por parte de un Juez, debemos saber que siempre es uno de los últimos activos a los que intentar rescatar algo de valor, ya que la preferencia es sobre aquellos activos más líquidos y por tanto más fáciles de embargar.

Hay un orden a la hora de embargar y lo primero que se intenta embargar son las cuentas corrientes, si no existe dinero ya van por orden otros activos como son las acciones, fondos luego joyas y objetos de valor, y ya finalmente bienes muebles como pueden ser vehículos, antes que los inmuebles y el salario.

coche con embargo judicial



Aun así si este es el caso y si nos encontramos con un coche embargado por un juzgado, como en otros casos deberemos revisar el estado actual y ver qué se puede hacer. Contamos en el equipo con abogados especializados para que puedan revisar la situación del vehículo y ver que podemos y que no podemos hacer.

También hay que tener en cuenta los plazos, desde que se comunica el embargo hasta que se materializa y se precinta el vehículo pasará un tiempo razonable, no es de un día para otro. En todo este tiempo es posible negociar o realizar algún tipo de propuesta.

Si va pasando el tiempo y no hacemos nada las consecuencias seguramente serán peores por lo que nuestra recomendación es que lo pongas en manos de alguien que sepa, si necesitas ayuda podemos revisarlo.

Coche embargado por deudas administrativas

En este caso, cuando el motivo del embargo es por causa del impago de deudas o tributos con la administración.

En el caso de la administración, el orden es diferente del caso anterior ya que suele estar al final de la lista, así como en el juzgado los vehículos van por delante de inmobiliario y salario, aquí es lo último que se busca.

El valor de un inmueble es bastante conocido y puede variar por el estado actual, en cambio un embargo de un vehículo, puede ser muy difícil porque el vehículo pierde mucho valor y depende en gran medida del estado de conservación. Un vehículo que no se usa y está guardado a los meses o años seguramente tendrá muchas piezas como batería, liquidos, manguitos, tuberías para cambiar o alguna avería más grave.

La administración sabe que nada más embarga un vehículo este ya pierde valor, necesita un depósito para el mismo, y es un proceso complejo. En Barcelona y Madrid en teoría en el orden va antes pero en la práctica no se aplica así que el embargo de vehículos no es porque sea el primer aviso.

Tanto en el caso de Multas como en el caso de tener el coche con impuestos pendientes podría llevar al embargo del vehículo
Tanto en el caso de Multas como en el caso de tener el coche con impuestos pendientes podría llevar al embargo del vehículo

Dar de baja un coche en el retén de la policía o depósito municipal

Nos han llegado varios casos con esta problemática, por lo que pasamos a comentarla.

Existen casos en los que ya sea por abandono del vehículo, porque estaba mal aparcado, estaba sin seguro, o por ejemplo porque obstaculizaba el paso tras un accidente, la policía llama a la grúa municipal para que se lleve el vehículo al retén o el depósito municipal.

En la mayoría de ciudades este depósito y el servicio de grúas está gestionado por una empresa externa, también hay que decir que las tarifas de depósito son normalmente algo elevadas, al mismo precio de un parking.

deposito municipal de gruas lleno de coches con multas y embargos pendientes

Si el coche en cuestión lleva pocos días en el retén o depósito, habrá que sacarlo y para sacarlo habrá que pagar lo que se deba por custodia. Estos precios suelen venir marcados en la ordenanza y varian según la ciudad pero por poner un ejemplo el día en alguna ciudad típica suele ser unos 10€/día por motos y 20€/día por coches.

En el momento el coche lleve varias semanas o algún mes, esta tarifa es una barbaridad. Nuestra recomendación es intentar sacarlo lo antes posible para que no se dispare. Si lleva pocos días podemos ver según el vehículo que valor tendría de tasación y entregar esa cantidad al depósito para recogerlo directamente.

Si lleva mucho tiempo puede que el valor que te gestionamos desde eldesguace, no cubra los costes de custodia, por lo que en algunos casos sabemos que se ha podido negociar alguna reducción con las empresas responsables del depósito.

¿Dar de baja un coche sin la ITV?

Mucha gente nos pregunta si se puede dar de baja una coche o moto sin tener la ITV, es decir, teniendo la ITV Pendiente o habiendo perdido la ficha técnica por ejemplo.

Sí se puede dar de baja, no hay ningún problema.

De hecho, no tiene nada que ver tener la ITV al día para darlo o no de baja, es más, muchos vehículos se dan de baja a continuación de dar resultado de ITV Desfavorable o Negativa, por lo que lo que como normalmente, a no ser que sera una avería o siniestro de accidente, se suelen dar de baja los más antiguos, lo que no es tan habitual es que se de de baja el Coche teniendo todos los papeles al día.

¿Vender el coche con impuestos pendientes o darlo de Baja?

¿Es posible vender un coche con cargas o embargos? Sí


¿Lo recomendamos? No

Puede que te ofrezcan comprar un coche con cargas o embargos, pero como vendedor del mismo debes saber que existen muchas posibilidades de que se haga mal el proceso.

Si el nuevo comprador no está totalmente informado y asume la deuda, se te podría culpar de un delito de alzamiento de bienes, y seguirás asumiendo la deuda.

Si es un caso de embargo y que además resulta que se ha anotado en la DGT como nota del vehículo, para venderlo deberías hacer un contrato específico que refleje la realidad del embargo y además el comprador debe saber que podría quedarse sin coche en cualquier momento. En ese caso te podrían culpar de un delito de estafa.

Cualquiera de las opciones son tan arriesgadas y el proceso es laborioso, por lo que al menos de que se trate de un vehículo especial, o un deportivo histórico con un valor de mercado fuera de lo común, nuestra recomendación es no complicarse y darlo de baja.

También puede ocurrir que se llegue a un acuerdo entre las tres partes (administración, vendedor y comprador) para que sea el adquiriente el que se encargue de realizar el pago de la multa o subsanar la deficiencia que generó el embargo. Aunque cabe señalar que se trata de una situación anómala. 

Seguramente termines ganando más dinero y tienes la tranquilidad de que se gestiona el proceso correctamente.

Si quieres gestionar la baja de tu vehículo, no dudes en contactarnos y te informaremos del proceso y lo gestionaremos por ti.

¿Qué es un embargo?

Según nos indica la agencia tributaria el embargo será aquella situación en la que el deudor no cumple con la obligación de pago de una deuda que hubiera asumido durante el periodo voluntario, continuando el impago aún durante el plazo concedido con la notificación de la providencia de apremio (se trata de un aviso de la situación de impago al que se incorpora el impago) y en dicho momento se produce la situación de embargo. 

Mediante el embargo se pretende que el pago de la deuda se realice mediante la ejecución de bienes cuya titularidad recae sobre el deudor y así obtener el importe líquido de lo debido más recargos, intereses y costas que se hubiesen incurrido por la ejecución de dichos bienes. 

El principio que prima durante todo el proceso de embargo es el de proporcionalidad y es por ello que la ejecución de los bienes seguirá el siguiente orden:

  • Dinero en efectivo o cuentas en entidades de crédito
  • Créditos, efectos y derechos realizables en el corto plazo
  • Sueldos o pensiones
  • Inmuebles
  • Intereses, rentas o frutos
  • Establecimientos o locales mercantiles
  • Metales preciosos o joyería
  • Bienes muebles (como los coches)
  • Créditos, efectos, valores y derechos realizables en el largo plazo

El objetivo final del embargo para los bienes embargados es la subasta de estos para volverlos así en efectivo y poder subsanar la deuda. Como decíamos se sigue el principio de proporcionalidad, pues en el caso de que el importe del vehículo subastado supere la deuda que se había contraído existe la obligación de la administración de reintegrar la cuantía restante. 

¿Qué es un precinto en un vehículo?

Lo más importante es diferenciar esta figura del embargo. Pues en caso de que sobre nuestro vehículo pese un embargo podremos seguir haciendo uso del vehículo, ya que el siguiente paso será el del precinto del mismo. Cuando se produzca la situación de un vehículo precintado no habrá derecho de acceso, incluso en el caso de que dicho vehículo se encontrase en nuestros dominios/propiedad. 

“Se puede decir entonces que el embargo es una acción preventiva y el precinto una acción activa”

La acción de precinto surge del orden establecido para la ejecución de los bienes que anteriormente hemos mencionado, pues el momento en el que no pueda hacerse ejecución sobre los bienes más líquidos, deberá dirigirse la acción contra los bienes muebles (vehículo). Como ya hemos indicado el supuesto de precinto se producirá en aquel caso en el que ante la situación de embargo la deuda se mantenga y por lo tanto el juzgado correspondiente habilite a un miembro del cuerpo de policía al precinto, por lo tanto al impedimento del propietario de acceder a su vehículo. 

Existirán dos tipos de embargos diferentes; uno dirigido a sujetos, dígase privados, como por ejemplo entidades de crédito, O bien que se dirija contra entidades públicas (por impago del impuesto de circulación, acumulación de multas).

Pues en el primer caso deberá tramitarse mediante sede judicial y en el caso de que se dirija por la administración, esta podrá iniciar de oficio dicha empresa. Pues de la distinción de estos dos procesos se deriva los dos tipos de precinto que existen: precinto administrativo o judicial. 

Nos parece importante indicar aquí, que sobre un vehículo embargado puede operarse sobre el libremente, por lo tanto, puede realizarse su venta (siempre y cuando se haya informado y haya un conocimiento por parte de los propietarios de tal situación de embargo), debe por lo tanto justificarse que hay un conocimiento por parte del comprador. En cambio, en el caso de que haya situación de precinto, el propietario queda suspendido de toda actividad de disposición sobre el vehículo, por lo tanto, no puede realizar ningún tipo de enajenación. 

En caso de que se produjera la venta de un coche precintado esta quedaría automáticamente anulada o sin efectos, ya que el propietario no tiene potestad de disposición sobre el bien. En cambio en el caso de que se realizase la venta de un vehículo embargado para que ésta surta todos sus efectos debe existir un conocimiento de la actuación de embargo por el comprador, de lo contrario cabría la posibilidad de que el “nuevo propietario” revocase dicha compraventa por haber obrado de mala fe el vendedor.

Casos de inmovilización de un vehículo

A continuación, te indicamos aquellos supuestos en los que tu vehículo puede quedar inmovilizado y las implicaciones que ello conlleva para poder darlo de baja o venderlo. Pues en ocasiones, además de la imposición de una multa y la pérdida de puntos, el código de circulación reconoce la facultad de poder impedir la circulación a un vehículo infractor. 

Indicar que la inmovilización del vehículo se reconoce para aquellas infracciones catalogadas como graves o muy graves, y en las que se contempla, en algunas ocasiones, el desplazamiento del coche al depósito municipal, y donde los costes corren a cargo del conductor (o titular) del vehículo. Algunos de los supuesto que derivan en la inmovilización del vehículo son las siguientes:

  • Una de las causas más comunes se debe a la ingesta de alcohol o de sustancias estupefacientes. Pues si se obtiene el positivo en la prueba de drogas o alcohol y nadie puede hacerse cargo del vehículo, previo test, el agente en virtud del artículo 25 de la Ley de Circulación, procederá a la inmovilización del vehículo. Aunque también se contempla la posibilidad de la inmovilización si existe una negativa por parte del conductor a la realización de las pruebas.
  • Conducir con la ausencia del permiso de circulación, o bien, que se encuentre anulado por cualquier causa. Por suponer un riesgo para la circulación (conducir sin faros, frenos o golpes visibles y que dificulten la circulación), también dentro de este caso se recoge la conducción sin la reglamentaria ITV o que exista un informe desfavorable. 
  • Circular con un menor, que de acuerdo a los estándares, precise de un sistema de retención infantil homologado. Incluimos aquí la situación en la que se circula en ciclomotor sin portar el casco reglamentario. 
  • Excesivo número de ocupantes, donde se debe exceder de un 50% más por plaza autorizadas para el correspondiente vehículo. Para el cálculo se excluye al conductor. 
  • Circular sin seguro o con la póliza del mismo vencida y no renovada. Además, del supuesto de que el mismo esté “vigente” pero no se está al corriente de pago, pues se deja de cubrir los posibles daños que se puedan generar. 
  • Exceder los niveles máximos autorizados de humos, gases o ruidos, generándose así un impacto medioambiental. La inmovilización del vehículo se mantendrá hasta que no se subsane la deficiencia, de lo contrario el vehículo se dispondrá en un centro autorizado para su tratamiento, debido al impacto que puede generar. 
  • Algunos casos que también generan la inmovilización del vehículo, menos comunes es la de utilización de sistemas de inhabilitación o detección de radares, o sistemas de ocultación de matrículas. Para el caso de conductores profesionales, el exceso en el número de horas de conducción, ya que ello puede provocar fatiga. El estacionamiento en plazas reservadas para determinados usuarios o zonas de estacionamiento regulado. Por último, conducir sin el permiso correcto en el caso de camiones o autobuses. 

¿Cuándo se lleva el vehículo al depósito municipal?

En ocasiones la inmovilización del vehículo puede provocar el traslado al depósito municipal. Ello ocurre cuando el vehículo obstaculiza el tráfico o el paso de vehículos o peatones, o es un peligro para el medioambiente, también ocurre cuando los motivos que provocaron la inmovilización no cesan, ni se han subsanado. 

Para poner fin a esta situación es necesario subsanar la causa que devino en la inmovilización, y abonar las cargas que se hayan generado durante todo el proceso, de lo contrario como último recurso la administración puede imponer la suspensión o la eliminación del permiso de circulación del vehículo, por lo que el mismo ya no podrá circular. 

¿En que se diferencia del Embargo?

Nos parece importante distinguir la diferencia entre la inmovilización y el embargo de un vehículo, pues se trata de varias diferencias; en el primer caso la inmovilización solo puede ser ejecutada por un organismo administrativo, en cambio el embargo puede ejecutarlo tanto a la autoridad judicial como la administrativa. Por otro lado, la más importante es la motivación, pues en el caso del embargo el objeto radica en la ejecución de una deuda que se halla impagada, pues en este caso se pierde la propiedad del vehículo. Por su parte, con la inmovilización se suspende la circulación del vehículo, pero se mantiene la propiedad. La movilidad del vehículo se puede recuperar con la subsanación de las deficiencias que originaron el problema. 

Dar de baja un vehículo inmovilizado

La inmovilización de un vehículo es un supuesto especial, desde ElDesguace.net gestionamos todo el proceso de baja del vehículo, aunque precisamos de toda la información relativa a la inmovilización (motivo, fecha de inicio, cargas por retraso, traslado al depósito).

Para dar de baja el vehículo, primero sería necesario disponer físicamente del vehículo y que el mismo haya recuperado la movilidad, de lo contrario, el vehículo no cumple su función y es muy complejo realizar su baja. En caso de que se haya solucionado la causa que generó la inmovilización la baja del vehículo puede tramitarse sin ningún tipo de problema desde ElDesguace

Deja un comentario